Microagujas

Las microagujas están de moda en el cuidado de la piel y por una buena razón. El proceso consiste en hacer rodar una varita o un bolígrafo con miniagujas para crear pequeñas heridas. Estas heridas son minúsculas y solo superficiales, pero su cuerpo responde con alarma, enviando factores curativos que aumentan la fuerza, la luminosidad y la salud de la piel.

Es un procedimiento cosmético mínimamente invasivo que se usa para tratar problemas de la piel a través de la producción de colágeno. Se considera eficaz en el tratamiento de cicatrices menores relacionadas con el acné, las heridas y el envejecimiento. Es probable que notes una piel más brillante y firme. Este tratamiento es imprescindible si tienes cicatrices de acné, manchas solares o poros dilatados.